The Hunters, perfecto modo de iniciar el año

The Hunters – Caja

Cuando acudí al final de la mañana a la oficina de correos a recoger una revista resulta que tenía un paquete ¿Un paquete? No recordaba haber pedido nada estos últimos días atrás como para recibir paquete. Datos correctos ¿US Postal? Aaaaayyyy aaaaamiiigoooo ¡Esto va a ser The Hunters! Pitando para casa animado por la sorpresa y por el tiempo, que hoy anda gris y lluvioso, lo que me encanta pero estando yo a cubierto y con la chimenea a pleno rendimiento. encendida. Abierto el paquete, efectivamente, el esperado juego de Consim Press. Y esperado no ya por las ganas de tenerlo para jugar sino también porque el preorder en la web de GMT lo realicé hace meses y con estas cosas como con las de palacio… Ya se sabe.

Caja como las típicas de GMT, durilla y de las que aguantan, aunque menos alta que las habituales por no ser necesario al traer poco material. A por el cúter y a por la cámara…

The Hunters – Manual

Manual al uso también del estilo GMT, con la calidad en papel e impresión acostumbradas en dichos manuales. Apenas 24 páginas con profusión de texto e ilustraciones las justas, no se necesitan más porque fichas hay pocas. En The Hunters, juego inspirado en el título de los 70 de SPI WolfPack, nos ponemos a mando de un U-Boot alemán durante la segunda guerra mundial y en el manual se nos explica cómo conocer el funcionamiento de nuestro submarino y aprender a extraer de él su máximo potencial para realizar patrullas exitosas hundiendo el mayor tonelaje posible de buques enemigos en el Atlántico y llegar así a emular las gestas militares de ases de manadas de lobos como Otto Kretschmer y Erich Topp, la pericia de Günther Prien en Scapa Flow o la capacidad para cuidar tanto del submarino como de la tripulación de que hacía gala Herbert Shultze, apodado “Papi” por sus hombres. Las patrullas, de unos pocos días, mantendrán un ritmo determinado en base a las reparaciones y descanso que requieran la nave y sus tripulantes, pudiendo obtener promociones e incluso llegar ser condecorado…, o morir en el intento.

The Hunters – Hojas de U-boat

Las primeras hojas de juego, algo más cortas y ligeramente más estrechas que un A4, son las de los U-boot. Disponemos de cuatro, impresas a doble cara, para un total de ocho submarinos. La mayoría son, como es lógico al ser el tipo con mayos número de unidades, los modelos VII desde sus variantes iniciales VIIA y VIIB hasta el posterior VIIC y su versión Flak, además de incluir el modelo VIID que se creó para colocar minas marinas. También contamos con el segundo modelo en liza en cuanto a cantidad de unidades y de mayor tamaño que el VII, el IX. Para este segundo modelo tenemos las variantes IXA, IXB (testimonial) y IXC (el más fabricado). En las hojas se nos indica el modelo de U-Boot, la fecha a partir de la que podemos disponer de él, una ilustración y casillas para que controlemos el estado del submarino, de la tripulación y las zonas de tránsito durante las patrullas.

The Hunters – Tabla de combate

Contamos con una hoja para el combate para cuando obtenemos un encuentro en una de las casillas de ruta durante nuestra patrulla atlántica. La mayor de las veces localizaremos buques, ya sea navegando en solitario (mercantes y petroleros), pequeños grupos de uno o dos buques con escolta, así como el apetecible convoy, también escoltado pero con hasta cuatro buques enemigos a los que meter mano. En otras ocasiones no habrá suerte y transitaremos por esas aguas sin encontrar buques o, peor aún, el encuentro será con aviones enemigos. Existen casillas para que no se escape ningún dato, desde el tipo de encuentro, rango, si es de día o de noche, uso de torpedos o del cañón de proa (contra mercantes indefensos para con los que no se requiere estar sumergidos ni gastar torpedos) así como los impactos recibidos por el U-boot.

The Hunters – Tablas

Las otras cuatro hojas, impresas a doble cara, son para las diferentes tablas empleadas en el juego, en un total de diecinueve. Tenemos una tabla de asignación de patrullas en la que, según la fecha en que nos encontremos y los dados, se nos asignará a una casilla de partida determinada. Una tabla para determinar si hay encuentro o encuentros (casillas con x2 y x3 en la zona de rutas de patrulla) y el tipo de encuentro caso de haberlo. Dos tablas para los encuentros aéreos en la que veremos si se produce ataque aéreo o no y, si lo hay, determinar el resultado del uso de la ametralladora antiaérea del U-Boot. Tenemos siete tablas distintas para determinar el buque o buques con los que topemos así como su nombre y tonelaje. Hay también una tabla de daños y reparaciones en el submarino, así como una para eventos aleatorios que ocurren siempre que obtengamos un 12 en los dados al comprobar encuentro, pero una única vez por patrulla.

The Hunters – Hoja de registro de patrullas

Disponemos de un bloc con una veintena de hojas impresas a doble cara para el registro de nuestras patrullas. En ellas anotaremos el modelo de U-Boot, su nombre y el nuestro o el que prefiramos elegir como comandante del mismo. La hoja especifica filas para cada mes de guerra disponible para las patrullas, desde septiembre de 1939 hasta junio de 1943, con espacios para ir llevando la cuenta del tonelaje de los buques hundidos y sumar el total para la patrulla.

The Hunters – Fichas

Finalmente, la lámina con las fichas de juego. Tenemos para identificar el tipo de U-Boot, el tipo de buque enemigo, así como algunos buques históricos en concreto, aviones, fichas para los torpedos, minas y munición, marcadores de daño, día/noche, estado de la tripulación, promociones y condecoraciones. Los elementos de juego se completan con cinco dados, tres de ellos de seis caras (uno negro) y dos de diez caras (uno negro).

Juego que tiene una pinta estupenda, que no es complicado en absoluto y que como solitario (aunque permita jugar a más de una persona no deja de ser título pensado para jugar en solitario) debe cumplir a la perfección. Si a eso le unimos que la guerra submarina atrae a cualquier aficionado, estoy deseando probarlo ¡Aliados preparaos, un lobo anda suelto en las aguas del Atlántico!

Dejar una opinión