World War II: Trading Card Game

WWII: TCG acaba de aterrizar en la App Store y aunque se trata de un juego la mar de simple y con el tema pegado, me ha resultado de lo más entretenido y adictivo. Al parecer su creador, Marc Tormo, financió su proyecto tirando de micromecenazgo en Kickstarter y de forma exitosa a comienzos de septiembre de 2013.

Se trata, como su propio nombre indica, de un juego de cartas en base a creación de mazos y ambientado en la Segunda Guerra Mundial. Lo primero es tal cual, cartas que vas obteniendo para formar tu mazo, pero lo segundo digamos que es más un tema pegado. Algo de investigación hay porque aparecen unidades y vehículos históricos pero en realidad las cartas se centran en poseer unos valores de ataque y defensa, además de la posibilidad de contar con habilidades especiales. Incluso los distintos mapas no persiguen simulación histórica de ninguna clase, sino meramente indicar que comienzas en Polonia, pasas a los Países Bajos, luego Gran Bretaña…; y en ellos el itinerario de misiones a superar para pasar de nivel. Pero aún así es entretenido y te vicias pronto, a lo que ayuda que de primeras el nivel de dificultad no es precisamente alto. Además, está traducido al español.

La historia va en primera persona ya que somos un soldado aliado que se encuentra solo y aislado de su unidad tras algún ataque enemigo que logra unirse a otros combatientes para seguir dando guerra. No se nos indica nacionalidad pero, dado que nos enfrentamos a los alemanes, es de suponer. De hecho, comenzamos en Polonia, con lo que deberíamos ser un soldado polaco pero no está confirmado. Poco importa ya que las cartas con las que jugaremos incluirán variedad de nacionalidades, incluidas cartas con unidades o vehículos alemanes y japoneses.

El tablero de batalla consta de dos mitades. En la superior el enemigo, en la inferior nosotros. A su vez, podemos dividirlo en mitad izquierda y derecha. El lado izquierdo es para mostrar a los contendientes y sus puntos de vida, lo que equivaldría a los magos de turno invocando criaturas con sus cartas solo que aquí nos enfrentaremos a mandos alemanes; así como el botón rojo para acabar turno y proceder al intercambio de disparos, cañonazos… También encontramos una casilla con las condiciones de victoria en la batalla (en la imagen se nos indica que hay que derrotar al enemigo acabando con sus puntos de vida), en la zona inferior las seis  casillas donde irán las cartas de nuestra mano actual y entre ambos espacios (en la imagen sendos 0) los puntos de acción de que disponemos en nuestro turno para jugar cartas y mejorarlas. La mitad derecha de la pantalla muestra el campo de batalla, escaramuza más bien en este escenario inicial.

Cada bando tiene dos zonas en su lado del campo de batalla. La resaltada en color azul es la zona de apoyo, en la que normalmente ubicaremos las cartas que deseamos incorporar desde nuestra mano a la contienda. Digo normalmente porque hay cartas cuya habilidad les permite ignorar la zona de apoyo y acudir al combate directamente. La resaltada en color rojo es la zona del frente. Únicamente las cartas en la zona del frente podrán atacar al finalizar el turno. Cuando vuelva a ser nuestro turno, las cartas que ubicamos en la zona de apoyo avanzarán hacia la zona del frente.

Las cartas cuentan con dos números en la zona inferior. El izquierdo es el valor de ataque y el derecho el de defensa. En la imagen se aprecia que voy a destruir una unidad al enemigo ya que con el ataque 4 de mi carta dejo la suya a 0, mientras que sus 3 puntos de ataque son insuficientes para acabar con mi carta 4-4, que quedará con 1 punto de salud. Es más, la batalla está ganada este mismo turno pues además de eliminar la carta enemiga, restan por intervenir dos cartas que poseo en la zona del frente con valores de ataque 2 y 4, que al no tener cartas enemigas delante dañarán directamente al personaje enemigo que debo derrotar, al cual restan únicamente 4 puntos de vida. Lo habitual en estos casos, usar cartas para dañar al enemigo y para protegerme de sus ataques.

Al superar los escenarios obtenemos puntuación en base a lo rápido y bien que lo hayamos hecho, con un máximo de tres estrellas, así como lingotes de oro y cartas nuevas para nuestro mazo. Los lingotes interesan porque cuando tengamos 250 podremos canjearlos por un sobre con nuevas cartas.

Como suele suceder en este tipo de juegos, quien no quiera esperar a tener mejores mazos puede tirar de pagos para obtener mejores cartas, pero no es necesario en absoluto. El nivel de dificultad es muy asumible con las cartas que te facilita el juego y con los lingotes obtienes más cartas de forma gratuita. En la imagen cuento ya con 260 lingotes y me dispongo a obtener el Sobre Recluta. Los primeros 250 se obtienen rápido entre victorias y que te recompensan con lingotes por jugar a diario (5 el primer día, 10 el segundo…) y, dado que el juego lo pillé ayer, se observará lo sencillo que es conseguir, al menos, el primer sobre gratis. Solo he completado los dos primeros mapas y habiendo tenido para comprar el primer sobre ya cuento con otros 230 lingotes. Además, en algunos escenarios la recompensa no es una única carta sino todo un sobre y hasta se nos da la opción de vender cartas que no queramos a cambio de lingotes.

La pantalla principal muestra el mapa en juego, que en este caso se trata de Polonia (se apreciará lo sencillo que es obtener tres estrellas en cada escenario) así como un menú superior con diversas opciones. En Tienda podemos pagar por cartas nuevas, lo que ya he indicado resulta innecesario al menos en los dos primeros mapas: Polonia y Países Bajos, que es lo que me ha dado tiempo a jugar, aunque la cosa se empieza a poner algo más complicada precisamente en el último escenario del segundo mapa al aparecer las cartas de avión, aunque superable por tener que limitarte a sobrevivir nueve turnos. En Mazo podemos gestionar nuestros mazos de cartas. Esto no será posible hasta que hayamos avanzado en el juego y dispongamos de  más de 30 cartas, momento a partir del cual ya podremos decidir las 30 cartas que deseamos configuren cada uno de nuestros mazos. En JCJ (Jugador contra Jugador) accedemos a la zona de juego online en donde se nos mostrarán nuestras estadísticas en dicha parcela de juego así como la posibilidad de jugar partidas aleatorias contra jugadores conectados, partidas contra amigos de feisbuc (que como no tengo pues nada) e incluso la opción de jugar a pantalla dividida con algún colega in situ. Por el momento se aprecia poco movimiento online. Su atractivo está en que las victorias online te dan lingotes con los que adquirir sobres, pero no parece haber mucha gente activa aún.

Las cartas son de varios tipos. En la imagen de las cinco cartas que me han tocado en uno de los sobres que ganas a veces al superar escenarios, se aprecia que cuatro de las cartas son de unidad (que pueden ser de infantería, blindados o aviones por lo que llevo jugado) y una de objeto, concretamente munición. Hay también cartas de acción que consisten en dañar unidades enemigas o en mejorar las propias. En ese último caso así como cuando se trata de objetos, se elije la carta objeto de la mejora, aumentando sus valores según corresponda. Por ejemplo, si tengo en juego la primera carta de la imagen y le aplico la mejora de munición (cuarta carta), dicha carta pasaría a tener valores 4-4 gracias a ese 1-0 de la carta aplicada. Podemos aplicar más de una mejora pero el coste en puntos de acción se incrementa, con lo que lo normal será realizar una única mejora.

Otro modo de mejorar los valores de ataque y defensa de nuestras cartas es ascendiendo la unidad. La promoción no es gratuita sino que requiere de tantos puntos de acción como el número en rojo que se encuentra entre los valores de ataque y defensa de la carta.

Nosotros también vamos promocionando en el escalafón. No me queda claro si en las recompensas obtenidas al completar el segundo mapa ha ido el ascenso a brigada o si representa únicamente el nivel de juego alcanzado.

Las misiones varían en las condiciones de victoria y contamos con cuatro tipos diferentes. En primer lugar algo tan básico como derrotar al enemigo, con lo que a bajar sus puntos de vida a 0 y punto. Tenemos también una versión de este primer tipo consistente en derrotar al enemigo pero para lo cuál tienes un determinado número de turnos. En tercer lugar contamos con escenarios de ataque relámpago en el que derrotar al enemigo es opcional y un valor extra pero donde lo verdaderamente importante es conseguir eliminar una cantidad determinada de unidades enemigas. En la imagen de ejemplo he tenido que eliminar un mínimo de 9 cartas de blindado para superar con éxito la prueba. Finalmente tenemos los escenarios en los que debemos aguantar un determinado número de turnos sin ser derrotado.

En definitiva, un juego sencillo pero muy entretenido. Donde gestionar un mazo no te lleva tanto como en los TCG al uso, sin farragosas reglas o complejidades, todo muy asequible y que permite echar partidas en breves minutos. Juego de cartas ligero para cuando no se tiene mucho tiempo o se quiere disfrutar de algo sencillo, sin pretensiones ¡Y gratis!

World War II: TCG

Gratuito.

Enlace a la App Store

Dejar una opinión