Caja de Inicio. Al Filo del Imperio

publicado en: Abriendo..., Adquisiciones, Rol | 1

Desde Juegamestore me acaba de llegar la Caja de Inicio de Al Filo del Imperio, la nueva vuelta de tuerca al universo Star Wars en materia rolera. Le di mucho en su día al primer juego de rol de la saga que lo petó además en los 90 y al que todo el mundo se refiere como Star Wars D6 porque usaba el sistema basado en tiradas de dados de seis caras. Posteriormente Wizards of the Coast se hizo con la licencia y sacaron el juego con el sistema D20 para ir a juego con D&D, y de este pasé completamente. Tenía demasiado material del juego anterior como para gastarme los cuartos en más de lo mismo solo que cambiando el sistema que, dicho sea de paso, con el tiempo no son pocos los jugones que valoran aquel Star Wars D6 por encima del Star Wars D20. Pero bueno, el caso es que no ha sido hasta que Fantasy Flight Games se decidió a sacar un nuevo juego de rol que empecé a interesarme de nuevo. Era cuestión de tiempo que sacando juegos de cartas y minis sobre el universo Star Wars acabasen lanzando nuevos manuales de rol. La pela es la pela y de eso en FFG saben rato largo.

No soy yo de comprar cajas de iniciación a juegos de rol porque prefiero tirar de los manuales directamente, porque suelen ir dirigidos a quienes se inician en los juegos de rol, porque su contenido es limitado al servir únicamente para comenzar a jugar con lo básico y subir unos pocos niveles con los personajes, y porque me abstengo del hypeo que hace pillar este tipo de cajas a quienes quieren catar el juego y saben que aún queda para que saquen el manual. En este caso el manual ya lleva tiempo a la venta con lo que podría haber tirado de él pero se da la circunstancia de que en este caso el sistema es algo distinto a los habituales porque les da dado por prescindir de las tiradas de dados con resultado numérico y basar el juego en unos dados con resultados en forma de símbolos y oponiendo dichos resultados de unos dados para con otros. Es por esto que he creído conveniente tirar de una caja de iniciación para ver si así nos resulta más fácil y rápido acceder a este nuevo sistema y, por qué no decirlo, contrastar si nos mola o no nos mola antes de gastar 57 euracos en uno de los manuales. Porque esa es otra, no habrá un único manual sino tres: el ya publicado por Edge en España dedicado a la escoria de la sociedad intergaláctica (este Edge of Empire), un segundo manual centrado en la lucha que mantienen Imperio y Rebelión (Age of Rebellion), y habrá posteriormente un tercer manual dedicado a la Fuerza (Force and Destiny). Por supuesto, cada uno con su caja de inicio y manuales de ayuda. “Casi ná”.

Por cierto, la caja es de cartón del fino, con lo que ojito al manipularla. Es del mismo tipo, por poner un ejemplo, que ese cartoncillo en el que van colocadas las cajas de juegos de Columbia Games como Wizard Kings, Julius Caesar…; o como en el que van las cajas de losetas de Dungeons & Dragons Essentials. La diferencia es que, en este caso, ese cartoncillo no va por encima de la caja sino que ES la caja.

Hoja introductoria

Lo primero que nos encontramos al sacar los componentes es con la bolsa zip en la que vienen los dados, pero de eso hablaré luego. Del resto de materiales, que no son pocos y hay que decir, eso sí, que como siempre la calidad de los mismos es sobresaliente. Serán careros tanto FFG como Edge y sus famosas “conversiones monetarias”, pero la verdad es que la calidad de sus productos es alta. Se recomienda leer el material en un orden concreto, de hecho el primer documento con el que te topas es una hoja introductoria a la que se llama así en la propia caja pero que no es una hoja sino un pequeño documento de dos páginas (cuatro hojas) en el que se indica claramente LEE ESTO EN PRIMER LUGAR. En dicho documento aparece abreviada la típica sección inicial de los manuales de rol en el que se explica qué es un juego de rol y un ejemplo de juego dialogado. Lo que mola es la última carilla, en donde nos viene el texto introductorio a la aventura que trae la caja, Huida de Mos Shuuta, tal como aparece dicho texto al inicio de las películas de la saga. De hecho hay un usuario de Youtube llamado Guyvrush (sí, como el prota de los Monkey Island solo que con v) que se ha currado dicha intro en vídeo.

Con lo que mola comenzar una partida a Star Wars en una cantina. Todo el mundo tiene en la retina las imágenes de la cantina en Mos Eisley y aquella musiquilla típica de la OST del Episodio IV ¿Cuántos módulos comienzan en una cantina, taberna, tasca o similar? “A puñaos oiga”, ya se trate de Star Wars, de Dungeons & Dragon y tantos otros. Pero en este caso viene al pelo porque Al Filo del Imperio se centra precisamente en los bajos fondos, en lo peor de lo peor de los habitantes de la galaxia: criminales, fugitivos, gánsters, mercenarios, contrabandistas, cazarrecompensas… La joyita de cada casa, vaya.

En segundo lugar, como nos indican claramente, debemos leer el libro de aventura dedicado a esa Huida de Mos Shuuta. Y podrá preguntarse alguien ¿Por qué primero la aventura y no las reglas? Pues porque esta aventura funciona a modo de tutorial. Conforme se juega viene explicado para cada momento qué hacer y cómo hacerlo. Por eso mismo he preferido no mostrar imágenes del interior de dicho libro para evitar se pudiera leer algo por pequeña que fuese la imagen aquí en el foro. Esto está muy bien porque sin necesidad de ler y apreneder reglas se puede introducir al máster y a los jugadores en el nuevo sistema de juego poco a poco, con ejemplos claros y mientras se juega. Que debe ser lenta la cosa, pues sí, pero como pasa con cualquier tutorial en el que hay que ir accediendo a conceptos y formas de jugar con los que no estamos del todo familiarizados. Además, se ha tenido en cuenta que el primer contacto suceda en Tatooine, un planeta de sobra conocido por quienes hayan visto las películas, con lo que esos desiertos y ciudades así como las típicas razas que en ellas habitan son muy reconocibles y hace que esta aproximación al juego sea mucho más asequible. Se trata, por lo demás, de un total de 32 páginas entre las que destaca la última, ya que en ella se nos muestra una tabla para las heridas críticas y, lo mejor de todo, una chuleta con el significado de los símbolos en los dados así como su funcionamiento.

Cuadernos de personaje

Disponemos de cuatro cuadernos de personaje, de cuatro páginas cada uno, con los cuatro personajes pre generados que tenemos a nuestra disposición para jugar, de ahí que en la caja se especifique que es de 3 a 5 jugadores. Pero no hay problema ya que en la página web de Edge disponemos de otros dos personajes (una exploradora y un técnico) que elevan el número de jugadores potenciales a seis. Los que nos vienen en la caja son un contrabandista humano llamado Pash, un pistolero a sueldo wookiee llamado Lowhhrick (esto porque lo pone en su NIF, que si te lo tiene que decir él hablando la llevas clara), una cazarrecompensas twi’lek llamada Oskara y sí amigos, en efecto, ese personaje que veis en la zona central de la imagen anterior es un droide llamado 41-Vex. Y sí, vale que el nombre es malo hasta decir basta, pero que narices ¡Podremos jugar con un droide! (de forma oficial, que fanmade sí existía la opción). El que no haya pensado nunca en la posibilidad de que se pudiese jugar con droides en Star Wars que levante la mano… Estoy deseando ver quién se anima y cómo lo hace porque debe ser un momentazo digno de conservar en la memoria ¿Recurrirá a poner voz tipo Stephen Hawkinsg? ¿Tirará de un copia-pega de C3PO? ¿Innovará?

Cada cuaderno de personaje nos muestra la típica hoja de personaje con sus puntuaciones en Características y Habilidades, además de unas chuletas en los márgenes sobre los dados, la salud del personaje y cómo funciona el turno. Pero lo mejor es que pasando la página… Quietooo. Si eres jugador te aguantas y no la pasas, yo como pienso dirigir pues claro que la paso… Tenemos el mismo formato pero con el personaje leveado, además de una tercera a continuación en blanco para rellenar cuando supere ese nivel, así como el árbol de talentos del tipo de personaje en cuestión y una pequeña biografía de dicho personaje para meternos en contexto. Un acierto estos cuadernos.

Disponemos de un desplegable con los mapas/tableros de juego. por un lado de la cantina y un par más de localizaciones. Del otro las entrañas de una nave, un carguero corelliano que lleva por nombre Colmillo de Krayt. A modo de curiosidad indicar que el dragón Krayt es un reptil de gran tamaño (llegan a alcanzar los 45 metros de longitud) que habita las zonas montañosas de Tatooine y quitarle un colmillo si no está muerto se me antoja faena delicada.

Por si queremos jugar con “minis” o ayudarnos en situaciones concretas como puedan ser combates (lo de siempre, vaya), en la caja nos incluyen una lámina con fichas troqueladas en la que encontramos desde los personajes y otros PNJ hasta criaturas de Tatooine y naves espaciales incluyendo una, cómo no, para Colmillo de Krayt.

El último documento con el que contamos en la caja es el libro de reglas y que es, precisamente, lo último que debemos leer como explicaba antes. En 48 páginas se nos adelantan las reglas que, de forma más ampliada, encontraremos en el Manual de Juego de Al Filo del Imperio. Se nos explica de forma más concisa en que el libro de la aventura el sistema de juego, el combate, las habilidades, los talentos, el equipo, las naves y vehículos (incluyendo el combate entre estos) para terminar con información sobre los enemigos que los jugadores encuentran en la aventura. Viene muy bien una tabla final en la contraportada donde se nos listan las habilidades  junto a la característica de la que dependen y para qué se utilizan; así como, de nuevo, un cuadro con la información sobre los dados y sus símbolos.

Y llegamos a los polémicos dados del juego. Es indudable que será esto lo que más costará asimilar en un primer momento. Habituados desde hace décadas a jugar con dados de 4, 6, 8, 10, 12 y 20 caras (más variaciones), pasar ahora a dados con símbolos y que, además no implican un resultado por sí mismos sino en relación a otros dados, los que lanza el máster, pueden complicar la cosa y ralentizar las acciones que requieran de tiradas, pero no tiene apariencia de ser algo insalvable, complejo en exceso o que vaya a marear al personal.

Los dados veres son los de capacidad, los amarillos los de pericia, los azules los de mejora, los morado los de dificultad, los negros los de complicación, el rojo es el de desafío y el blanco el de la Fuerza.  Verdes (d8), amarillos (d12) y azules (d6) son dados beneficiosos para el jugador y morados (d8), negros (d6) y el rojo (d12) son los dados perjudiciales para el jugador. En los primeros hay símbolos de éxito, ventaja y triunfo; mientras que en los segundos los símbolos son de fallo, amenaza y desesperación. Así, por ejemplo, mientras que Características y Habilidades permiten al personaje usar dados verdes y amarillos para una acción; se ven perjudicados con la inclusión de dados morados para reflejar la dificultad de forma que los resultados de éxitos se ven anulados por los resultados de fallo. Y a partir de ahí se va “complicando la cosa”.

No creo que deba ni tenga que ser un obstáculo para jugar, hacerse con el sistema y aceptar el nuevo juego. Si lo creyese no me habría pillado la caja, evidentemente. Además, parece que se apuesta por lo narrativo, algo que me agrada y, aunque requiera una mayor atención y capacidad de improvisación por parte del máster, considero que enriquece las partidas. Hay momentos para un mata-mata y momentos para otra cosa.

En la página web de Edge hay material de ayuda en descarga así como un par de aventuras más. Una es directamente la continuación de Huida de Mos Shuuta y que lleva por nombre El largo brazo del Hutt. La otra se titula Bajo un Sol Negro y es una aventura en Coruscant que cuenta con sus propios personajes pre generados.

Confío en que este Al Filo del Imperio no nos decepcione y nos reenganche de nuevo a jugar en el universo Star Wars. Al menos buena pinta tiene y tengo buenas expectativas en que así sea. Priorizar la ambientación Star Wars, lo narrativo y la agilidad será clave. Prescindir de eternizar situaciones en combate, especialmente cuando se trate de lucha entre naves, que tiene pinta de ser algo rara la cosa.

May the Force be with you my friend!

  1. Oca

    Hace años que yo tambien jugaba al Star Wars D6, y tambien me paso lo mismo, probe el D20. Y ahi estoy, sin saber si comprarme o no la caja de inicio… me volveré a leer tu reseña, a ver si me aclaro y me decido. Jajajaja

    Por cierto, felicidades por el blog.

Dejar una opinión